Un componente de Desjardins

En 1970, el Movimiento Desjardins creó Développement international Desjardins (DID) con el fin de compartir el éxito del modelo cooperativista quebequense con los países del Sur. DID respondía de esa manera a una necesidad de esos países que, desde la década de 1960, venían a golpear a la puerta de Desjardins para comprender mejor de qué manera este modelo podía contribuir al desarrollo de su comunidad.

Con el correr de los años, DID supo establecer vínculos privilegiados con colectividades de todas partes del mundo y lo logró, entre otras cosas, porque supo aprovechar la riqueza en conocimientos presente en el Movimiento Desjardins. Desde hace más de 40 años, numerosos actores que trabajan en alguno de los componentes de Desjardins han contribuido a la realización eficaz de los mandatos asumidos por DID y a la calidad de las relaciones establecidas con sus asociados.

Pertenencia al Movimiento Desjardins: una fortaleza para DID

La contribución del Movimiento Desjardins a la misión de DID se manifiesta de varias maneras.

Una fuente de inspiración

DID desarrolla su pericia partiendo del modelo, los enfoques, las herramientas de trabajo y las estrategias del Movimiento Desjardins. En adaptación constante a su entorno, la institución madre sigue siendo un modelo vivo para DID.

Una fuente de expertos

Para DID, el Movimiento y todos sus componentes constituyen una fuente inagotable de recursos humanos especializados. Ya sea para mandatos a corto plazo o para proyectos a más largo plazo, estos recursos humanos aportan una contribución valiosísima a los proyectos de DID.

Un asociado para recibir a visitantes

Cada año, varios componentes del Movimiento Desjardins, entre ellos las cajas y los centros financieros para empresarios, reciben la visita de asociados de DID para compartir con ellos la experiencia y la pericia de Desjardins.

Un apoyo en la transmisión del conocimiento

El Movimiento Desjardins participa finalmente en el programa de acompañamiento de asociados de DID. Este programa ofrece asistencia profesional a las instituciones de microfinanzas apoyadas por DID en las tareas relacionadas principalmente con la inspección y la auditoría, el ajuste contable y el control interno de las operaciones. En este programa, que viene a complementar y consolidar las actividades de apoyo técnico realizadas por DID, participan empleados recientemente jubilados del Movimiento Desjardins. Permite así que estos expertos honorarios transmitan a los asociados de DID los conocimientos adquiridos a lo largo de su carrera.

Una página de historia

El 2 de enero de 1972, Michel Lagacé parte de Quebec para realizar un mandato de dos años en Burkina Faso, un país de África del Oeste, y se convierte así en el primer asesor técnico de DID en efectuar una misión de largo plazo en un país en desarrollo para fundar una red de cajas de ahorro y crédito. Desde 1972 y hasta 2007, el Sr. Lagacé ocupó, entre otros puestos, el de asesor sobre el terreno (Burkina Faso, Honduras y Senegal), gerente administrativo y financiero, director de programas y adjunto ejecutivo del Presidente y Gerente General.

“La piedra fundamental para la creación de instituciones de ahorro y crédito en los países en desarrollo fue puesta por DID en Alto Volta, hoy Burkina Faso, a comienzos de 1972, con la creación de las primeras cajas. Hoy constituye un jalón de nuestra historia. Mi mandato como asesor técnico sobre el terreno era adaptar el modelo de las cajas Desjardins al contexto africano para dar seguridad al ahorro de los campesinos e invertirlo con fines productivos.

En esa época, los proveedores de fondos proponían utilizar una parte de su presupuesto, llamada dinero frío, para constituir líneas de crédito. Sin embargo, inspirándose en el modelo de Desjardins, DID recomendó movilizar el ahorro de los socios (o sea el dinero caliente) para ofrecer financiamiento a las comunidades, apostando así a la solidaridad de los socios y al desarrollo económico local y regional. Los servicios financieros de las cajas han ido evolucionado con el correr del tiempo en función de las necesidades de los campesinos y las poblaciones urbanas.

DID ha seguido acompañando a la red de cajas populares de Burkina Faso hasta el día de hoy. Las cajas constituyeron uniones regionales y, más recientemente, una federación nacional que agrupa a más de un millón de socios y clientes. Es un hermoso ejemplo de asociación duradera de DID y un éxito para esta red autónoma de cajas de ahorro y crédito en África".